Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘extracción leche materna’

Como ya sabeis, Lactabia organiza dos reuniones mensuales: el segundo miércoles de cada mes en Bembibre (en el Centro de Salud) y el cuarto miércoles en Toreno (en la Guardería Municipal).

Pero este mes vamos a intercambiar los días de reunión entre Bembibre y Toreno, por una muy buena causa; y es que este mes de Marzo se celebra en Toreno la Semana de la Mujer. Y el día 9, segundo miércoles del mes, nuestra compañera Raquel dará una conferencia sobre su experiencia como Donante de Leche Materna, invitada expresamente por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento.

Por tanto, en  Marzo la reunión del día 9 será en Toreno y la celebraremos asistiendo a la conferencia de Raquel; y el 23 de Marzo  nos reuniremos en Bembibre (al revés de como venimos haciendo normalmente). Para el mes de Abril volveremos a nuestro sistema habitual, segundo miércoles en Bembibre y cuarto miércoles en Toreno.

Os invitamos a asistir a la charla de Raquel, que será muy interesante. Pero si no podeis acudir, no dejeis de pasar por su blog, Teteando, donde podreis encontrar un montón de información sobre su experiencia como mamá donante de leche y muchos  otros artículos relativos al embarazo, la lactancia y la crianza.

El resto de actividades para celebrar la Semana Internacional de la Mujer en Toreno los podeis consultar en el cartel publicado por el Ayuntamiento:

Read Full Post »

Publicado originalmente en lasprovincias.es, el 30-03-2010

El hospital La Fe de Valencia inaugura el primer banco de leche materna de la Comunitat Valenciana

La leche materna es especialmente beneficiosa para bebés prematuros, con bajo peso o con distintas patologías

El hospital La Fe de Valencia cuenta con el primer banco de leche materna de la Comunitat Valenciana y el tercero de España, que permitirá que madres que están amamantando a sus bebés puedan donar de manera altruista su excedente de leche a otros recién nacidos que la necesiten y que puedan disfrutar de los beneficios para su salud que otorgan este alimento materno.
El conseller de Sanidad, Manuel Cervera, inauguró hoy este banco que, ubicado en los sótanos del pabellón infantil, supone un “avance más de la sanidad valenciana ” y dar un servicio nuevo a los ciudadanos, “que hará mucho bien a niños prematuros y con problemas graves” al nacer, ya que la leche materna es “más natural y tiene muchas más cualidades de defensas y nutrientes”.
Cervera, que explicó que las donaciones son altruistas y se realizan anónimamente, indicó que el banco de leche materna será “más amplio” en el nuevo Hospital La Fe y tendrá “más rapidez de actuación”.
El objetivo de este proyecto es ofrecer de forma gratuita y bajo prescripción médica leche materna a los recién nacidos valecianos que lo necesiten, especialmente a los bebés prematuros, con retraso de crecimiento o distintas patologías. Y es que, según explicó la neonatóloga responsable del proyecto, María Gormaz, la leche materna donada tiene una serie de “beneficios demostrados”, especialmente para bebés prematuros o de bajo peso, como el protegerles frente a complicaciones como la enterocolitis necrotizante, frente a enfermedades crónicas como la displasia broncopulmonar, o frente a infecciones. Además, dijo, esta leche “se tolera mejor”.
El proceso de donación de leche para las madres que estén amamantando a sus bebés es sencillo. En primer lugar, las mamás que quieran donar tienen que acudir al banco para realizar una entrevista clínica y realizarse una analítica, y tras comprobar que todo está correcto, pueden comenzar a extraer su propia leche y almacenarla en frío para después trasladarla al banco.
Una vez las muestras llegan al banco, y para garantizar su seguridad microbiológica, se analizan, se someten a un tratamiento térmico mediante pasteurización y se congelan hasta su distribución. Esta leche donada se administrará posteriormente a los bebés que lo necesiten, aunque se priorizará a los bebés prematuros, con retraso de crecimiento, patologías digestivas, cardiopatías o inmunodeficiencias.
La leche extraída y congelada puede conservarse hasta tres meses “preservando al máximo sus nutrientes”, indicó Gormaz, quien indicó que en el banco de La Fe no se mezclará leche de distintas donantes, sino que lo que ser hará es juntar leche de la misma mujer extraída en diferentes días.
La mayoría de madres que están amamantando satisfactoriamente a sus hijos pueden ser donantes de leche, ya que sólo es necesario que tengan una vida saludable, sin hábitos tóxicos ni consumo de tabaco, alcohol o drogas, que sigan una dieta normal “y que no padezcan determinadas enfermedades infecciosas que precisen medicamentos incompatibles con la lactancia”, explicó Gormaz.
Las madres que acuden al Hospital La Fe se mostraron encantadas con la iniciativa y con la posibilidad de poder donar para otras mujeres que no tengan leche o bebés que la necesiten. Es el caso de Rebeca Crespo, quien comentó que es “una suerte” que los bebés puedan mamar y que ella si tiene suficiente leche después de amamantar a sus mellizos, lo hará.
Para Rosa, la iniciativa es “estupenda”, ya que para los niños prematuros la leche materna es “oro blanco”, una sustancia “muy importante” para los bebés. Esta mujer comentó que tiene el congelador de casa “a rebosar” de leche, por lo que no tiene ningún problema en donar una parte.
El banco de leche de La Fe cuenta con tres congeladores con una capacidad para 750 litros en total, una nevera, una pasteurizadora, una campana de flujo laminar para la correcta manipulación del producto, un analizador de composición nutricional de la leche mediante espectometría de infrarrojos y material para la extracción y conservación de la leche, como extractores o biberones.
Por el momento, hay tres madres donantes, y se han recogido ocho litros, de los que cuatro ya están procesados y pendientes de los últimos resultados analíticos para poder ser distribuidos, según explicó la neonatóloga.

Read Full Post »

Izan y yo en la sala de espera

Izan y yo en la sala de espera

Publicado originalmente en Teteando

Estas Navidades cuando fuimos a Madrid a pasar allí las fiestas llevamos biberones al 12 de octubre, ya he cumplido un año como donante de leche materna y la pena es la distancia que hay y que no tengan servicio de recogida porque de ser así hubiera donado mucho más que los 80 biberones de 125ml que he donado hasta ahora…..

Esta vez nos enseñaron las instalaciones y aunque mi idea inicial era hacer una especie de reportaje con fotografías incluidas una vez dentro y viendo las incubadoras nos dio tanto apuro que ni siquiera preguntamos si podíamos hacer fotos ya que nos parecía invadir la intimidad de esos bebes y de esos padres y más en esas fechas tan señaladas .

Pero muy amablemente nos enseñaron las salas y nos explicaron para que se usaba cada sala……

Sala de espera y entrada al servicio de Neonatologia el Hospital 12 de Octubre, Madrid

Lo primero que encuentras al llegar es una acogedora sala de espera con una luz tenue, con taquillas donde los padres pueden dejar todas las cosas que traen (abrigos, bolsos…etc) para ir lo mas cómodos posibles, allí hay una mesa pequeña con sillas para los hermanitos de los bebes ingresados que pueden visitarlos todos los domingos, tienen un servicio de préstamo de libros , y varios carteles con fotos de bebes que una vez estuvieron allí ingresados pero que que ya son bebes y niños sanos un pequeño empujón para los papas demostrándoles así que de todo se sale y pueden superar ese bache.

Hay unos grifos donde antes de entrar hay que lavarse las manos y los brazos, la higiene es muy importante en este caso ya que se trata de bebes muy pequeños y cualquier bacteria podría causarles serios problemas.

Esta la sala de observación donde dejan a los bebes que necesitan ser observados por algún motivo, no necesariamente han de ser prematuros, pueden ser bebes que han necesitado alguna medicación, bebes que han nacido por cesárea por algún motivo y su mama está en recuperación, si la cesárea es programada intentan que el bebe este junto a su mama desde el primer momento pero si es una cesárea de urgencias los mantienen separados el tiempo estrictamente necesario.

La sala de cuidados intensivos (bebes de hasta 1500 gramoso recién nacidos muy graves) tiene capacidad para acoger a 20 incubadoras (separada en dos salas) cada incubadora tiene un sillón cerca donde los papas pueden estar el tiempo que quieran, tienen acceso libre durante las 24 horas del día, cerca hay sacaleches para que las mamas se puedan sacar la leche observando a sus bebes y en cuanto el estado de los pequeños lo permite practican el método canguro o piel con piel (ponen al bebe en el pecho del papa o de la mama).

Las incubadoras se encuentran en un ambiente tranquilo, con una luz tenue, tapadas con mantas para evitar el exceso de luz exterior y con muy poco ruido, excepto el sonido de las maquinas que controlan su estado.

Y por último esta la sala de cuidados intermedios, donde están los bebes menos graves o convalecientes de sus enfermedades previas y es donde terminan de mejorar para poder volver a casa esta la sala esta mas iluminada, ya que necesitan cuidados menos especiales.

Intentan por todos los medios ayudar a las mamas para que la lactancia tenga éxito, las ayudan a ponerse al bebe al pecho, las enseñan a sacarse leche y siempre es primero su leche la que se les administra, si por algún motivo, como que están tomando medicación incompatible o no tienen leche, su leche no se la pueden dar les dan leche del banco, cuando hay muchas reservas todos los bebes que la necesitan reciben leche materna, si hay pocas reservas tienen que priorizar y los primeros en tomar leche materna son los bebes mas pequeños y débiles.

A las mamas que tienen a los bebes ingresados no les permiten ser donantes mientras que sus hijos estén allí, por si en algún momento recayeran y necesitaran de su leche, pero una vez dados de alta pueden ser donantes de leche y muchas de ellas lo son.

Por desgracia el banco de leche no siempre tiene las reservas suficientes como para poder darles a todos los bebes leche materna, así que una vez os pido que las mamas que estáis lactando y deseéis haceros donantes de leche no dudéis en poneros en contacto con el hospital, es un pequeñísimo esfuerzo que una mama puede hacer y puede salvar muchas vidas de muchos bebes.

Gracias al equipo de neonatología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, por enseñarnos las instalaciones y explicarnos su trabajo, por el cariño que muestran hacia esos bebes y por lo bien que nos tratan cada vez que vamos.

Read Full Post »

Extraido de El Mundo Salud, 07/01/2010

CONSEJOS A LOS FUTUROS PADRES

Cómo planificar el embarazo sin olvidarse de las cuestiones más importantes

  • Sólo el 10% de las mujeres toma ácido fólico antes de quedarse embarazadas

MADRID.- El último grito en ofertas de vacaciones son las estancias en hoteles de lujo para concebir un hijo. Dichos establecimientos preparan todo para que las parejas procreen en el ambiente más propicio: decoración romántica, cena en la playa, alimentos afrodisiacos… Incluso hay quien devuelve el dinero a aquellos huéspedes que demuestren que su bebé empezó a gestarse en ese alojamiento.

Tener descendencia se ha convertido en todo un alarde de planificación: los futuros padres intentan dar con la fecha de nacimiento más adecuada para que la baja de maternidad se sume al mes de libranza en verano; toman suplementos herbales de dudosa eficacia para aumentar la fertilidad; y ponen en práctica mil y un trucos para calcular los días más idóneos para reproducirse.

Una vez logrado el ansiado embarazo, viven angustiados por los efectos que puedan tener en el feto el sexo, los viajes o el ejercicio físico. En ocasiones, los progenitores se dejan llevar por derroteros que desvían su atención de las recomendaciones que realmente son esenciales para la salud.

Una madre da el pecho a sus gemelos. (Foto: Alberto di Lolli)

Antonio García Burguillo, ginecólogo del Hospital 12 de Octubre de Madrid, señala que, en términos generales, se planifican muy poco las cuestiones relevantes. “Parece mentira, pero incluso hay mujeres diabéticas que se quedan embarazadas en muy malas condiciones”, asegura.

Los especialistas aconsejan a quienes deseen ser madres que realicen una visita preconcepcional al médico. Esta consulta resulta imperativa cuando la interesada padece ciertas patologías crónicas, como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares, que deben estar perfectamente controladas antes de la concepción para evitar que surjan complicaciones tanto en el feto como en la embarazada.

Otra recomendación escasamente seguida es la de empezar a tomar suplementos de ácido fólico y yodo entre dos y tres meses antes de que se produzca la gestación para reducir las malformaciones en el bebé. El doctor García Burguillo apunta que, según los últimos estudios realizados, sólo cumplen esta medida preventiva en torno al 10% de las mujeres que se quedan en estado. “Es una cifra muy baja”, se lamenta.

“Aparte de esta recomendación, es necesario seguir una buena alimentación y poco más. Si lográsemos que lo hicieran todas las embarazadas, sería un gran avance”, precisa.

Cursos de preparación al parto

El ginecólogo añade que, “puestos a pedir, no estaría de más realizar un análisis de sangre antes de concebir”. Hay un punto en el que el ginecólogo reconoce el éxito de las campañas informativas: el abandono del consumo de alcohol y tabaco durante la gestación.

Una vez logrado el embarazo, los futuros papás suelen cumplir las directrices de los especialistas y absorben con avidez todos los consejos que les dan tanto los obstetras como las matronas. Éstas últimas se encargan de impartir los cursos de educación maternal, en los que cada vez se hace más hincapié en la importancia de alimentar a los recién nacidos con leche materna. Aún así, el biberón sigue siendo el rey de la nutrición infantil.

“El problema fundamental es que en el siglo XX se perdió la cultura de la lactancia natural”, afirma Gema Cárcamo, presidenta de Multilacta, un grupo de apoyo a madres.

Las cifras le dan la razón: según la Encuesta Nacional de Salud de 2008, sólo el 68% de las madres da el pecho a sus hijos de forma exclusiva durante las primeras semanas, porcentaje que desciende al 52% a los tres meses y al 24% al cabo de seis.

La presidenta de la asociación Amamanta, Salomé Laredo, está convencida de que una de las mejores maneras de promocionar la alimentación óptima para el bebé es “el apoyo madre a madre” mediante talleres auspiciados por los centros de salud y los hospitales.

Cuando existen problemas fisiológicos que dificultan el proceso, es indispensable la concurrencia de los profesionales sanitarios. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones se trata de una cuestión emocional. La inseguridad y el miedo a no ser capaz de amamantar es uno de los peores enemigos de este tipo de alimentación. En esos casos, ¿qué mejor ayuda que la de alguien que ha pasado por ese trance?

Apoyo a los primerizos

Esa es, precisamente, una de las finalidades de los cursos de educación maternal, que cada vez se centran más en cuestiones ajenas al parto. Bajo la batuta de las enfermeras, estos encuentros pueden contribuir a que los padres primerizos no tengan que pronunciar el fatídico lamento: “Si alguien me hubiese informado antes…”.

Maite Villar, presidenta de la Asociación de Matronas de Madrid, considera que una de las etapas que más suele ‘descolocar’ a los progenitores inexpertos son los primeros días tras el nacimiento. Es entonces cuando se produce “la adaptación al bebé, es decir, a tener un ser dependiente de ti las 24 horas del día que no sólo come o duerme; también llora y pide cosas”.

¿Cuándo retomar las relaciones sexuales tras el parto? Es otro de los apartados que produce mayores quebraderos de cabeza. “Pueden comenzar en cuanto la mujer deje de manchar”, señala Villar. Asimismo, aclara que es perfectamente posible tomar anticonceptivos orales durante la lactancia, pero hay que tener en cuenta que no debe recetarse la píldora clásica, sino unos contraceptivos que contienen una menor cantidad de hormonas.

Los papás no quieren perderse nada

El contacto piel con piel entre la madre y el recién nacido es esencial para el éxito de la alimentación natural y debe iniciarse lo antes posible. Sin embargo, si la mujer no está consciente porque ha sido sometida a una cesárea o no puede tener al bebé encima por alguna complicación, el padre puede relevarla y ponérselo sobre su pecho hasta que ella pueda hacerlo.

Algunos hospitales fomentan esta práctica que no alimenta al niño, pero sí lo mantiene calmado y lo prepara para la lactancia materna. Éste es uno de los ejemplos de la creciente participación masculina en el cuidado de los hijos. José Alberto Rodríguez, ginecólogo del Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes (Madrid), observa que los padres están “muy implicados en términos generales y con muy buena predisposición”. En este sentido, comenta que llegan, incluso, a mostrar la misma preocupación excesiva que muchas de las gestantes.En todo caso, constituyen un «apoyo muy importante» y la mayoría suele acudir junto a sus parejas a prácticamente todas las revisiones.

Algo parecido ocurre en los cursos de educación maternal, aunque con algunos matices. Carmen Paz, matrona del Centro de Salud de Markonzaga de Sestao (Vizcaya), señala que muchos hombres “acuden el primer día para ver si son los únicos o no. Si no ven a ningún otro, o tan sólo a uno, es posible que no regresen. En cambio, si constatan que no están solos, se animan a seguir participando”. En su opinión, “les cuesta un poco”. Sin embargo, también reconoce que “a veces son ellas las que quieren ir solas”.

La mayor implicación del varón se nota cada vez más. Una muestra en clave de humor del cambio de paradigma la ofrece Fabrice Florent en ¡Dios Mío, voy a ser papá! (Ediciones Timeo). Escrito en forma de diario, este libro ofrece un testimonio de lo que significa estar ‘embarazado’.

Lean un fragmento del primer capítulo: “Empezamos bien. ¿Me queréis decir cómo hago para desempeñar bien el papel de Futuro Papá si Ella no me lo cuenta todo? ¿Cómo voy a saber yo que un test de embarazo hay que hacerlo por la mañana? Pues sí, futuros papás que me leéis, que lo sepáis: por lo visto, el pipí de la tarde no activa la fatídica raya”.

Read Full Post »

El lactante y su madre

La hormona oxitocina está involucrada en la confianza y el amor entre seres humanos

Madrid/EFE — El contacto del lactante con el pecho de su madre desencadena reacciones en el cerebro de la mujer, las cuales llevan a la secreción de oxitocina, la hormona de “la confianza”. También este acto produce otra hormona, llama- da prolactina, que genera en la madre una sensación de bienestar y tranquilidad.

Sin embargo, para que se materializara completamente este proceso debía producirse una pulsación intensa con el fin de que la oxitocina se propagara en el cerebro. Los estudios no habían establecido cómo se registraba ese fenómeno, según Jian Feng, del Centro de Computación Científica y Ciencias de la Computación en Warwick (Reino Unido).

“Durante 30 años hemos sabido de estas pulsaciones porque, durante el momento de la lactancia, las neuronas de la oxitocina hacen que se disparen de forma sincronizada. Pero hasta ahora no conocíamos el mecanismo”, recuerda el jefe de un equipo de investigadores que ha publicado sus conclusiones en “Computational Biology”, una sección de la revista “Public Library of Sciences”.

Según los científicos, la respuesta está en que, como reacción a la succión del bebé, las células comienzan a liberar las hormonas a partir de las dendritas (pequeñas prolongaciones de las células nerviosas).

Hasta ahora se creía que las dendritas eran parte de la neurona que recibe y no la que transmite información. Sin embargo, el informe indica que la investigación determinó que las dendritas intensifican la comunicación neuronal y coordinan la emisión intensa de oxitocina y prolactina.

 Los anticuerpos que recibe el niño a través de la leche materna son muy importantes para sus defensas orgánicas, según estudios ciéntificos.

Los anticuerpos que recibe el niño a través de la leche materna son muy importantes para sus defensas orgánicas, según estudios ciéntificos.

Desvelado el misterio, se ha comprobado que el fenómeno es similar al de los insectos o los pájaros, que realizan una maniobra colectiva y coordinada sin que haya un solo líder que la dirija. Este ha- llazgo incide por otro lado en el proble- ma de los lactantes que no se alimentan por vía materna, lo cual supondría teóricamente que estos bebés están excluidos de la participación en ese misterio porque la oxitocina no aparecería en esa vinculación física tan intensa. La Asociación Mundial de Medicina Perinatal indica que darle el pecho al bebé supone importantes beneficios para su salud ya que la leche de la madre contiene la combinación justa de grasas, proteínas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales, además de los anticuerpos que estimulan el sistema inmunitario del bebé en una fase de su vida en que puede ser especialmente vulnerable a las enfermedades. Asimismo se ha demostrado que reduce los gases y el estreñimiento.

Aunque solo sean unas semanas de amamantamiento, el alimento natural del pecho de la madre proporciona al niño unas bases de lo más saludable.

La realidad demuestra sin embargo que hay generaciones enteras de personas alimentadas cuando eran bebés con biberón que se han convertido en unos adultos perfectamente sanos.

Hay diversas razones por las cuales algunas madres no pueden dar el pecho a sus hijos, como una adopción, una enfermedad o la acción de determinados medicamentos. Aunque en menor medida, también se dan casos de disfuncionalidad en mujeres que tienen los pezones hacia dentro o demasiado pequeños.

En estos últimos casos, la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda a la madre sacarse la leche y dársela al bebé en el biberón, lo cual supone una ventaja ya que el niño se acostumbra antes a esta forma de recibir el alimento.

Por otro lado, los avances en los procesos de elaboración de las leches maternizadas, salvo en lo que se refiere a anticuerpos, han determinado la aparición de productos cada vez más perfeccionados.

Recientes investigaciones en medicina perinatal aconsejan añadir a la leche maternizada los ácidos grasos esenciales DHA —un omega 3— y AA —un omega 6— para garantizar un correcto desarrollo cerebral y ocular en lactantes alimentados con estos preparados, según la Universidad de Granada (sur de España).

Estas recomendaciones sobre la ingesta de DHA y AA durante la lactancia han sido desarrolladas por un grupo de expertos en salud infantil de once países con el respaldo de organizaciones de ámbito internacional.

En las recomendaciones, el equipo de expertos hace hincapié en que la lactancia materna es el método preferido de alimentación, ya que la leche materna contiene de por sí DHA y AA.

Sin embargo, cuando la madre no puede amamantar, la leche maternizada debería incluir DHA a los niveles recomendados de entre el 0.2 y el 0.5 por ciento de ácidos grasos, y la cantidad de AA debería ser igual al nivel de DHA.

Los expertos también señalan que la adición de al menos 0.2 por ciento de DHA más AA es necesaria para conseguir los beneficios deseados para el proceso del desarrollo.

No obstante, las madres que, por diversas razones, no pueden dar leche materna a sus bebés tienen la posibilidad de conseguirla en los bancos existentes en algunos hospitales.

 Los anticuerpos que recibe el niño a través de la leche materna son muy importantes para sus defensas orgánicas, según estudios ciéntificos. Los bancos de leche materna permiten conservar el vital alimento para dárselo a los niños cuyas madres no pueden suministrárselo de forma natural.

Los anticuerpos que recibe el niño a través de la leche materna son muy importantes para sus defensas orgánicas, según estudios ciéntificos. Los bancos de leche materna permiten conservar el vital alimento para dárselo a los niños cuyas madres no pueden suministrárselo de forma natural.

En estos centros, como el Hospital La Fe de Valencia (este), se recoge, almacena y dispensa leche de madres de ni- ños ingresados, así como de madres do- nantes. El proceso contempla también la vigilancia higiénica, congelación, pasteurización y almacenamiento del vital producto a 20 grados bajo cero.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: